Siguiendo la fachada principal de Palacio hacia el norte, nos encontramos con una balaustrada desde la que se puede admirar la fuente de La Selva ; si bajamos por su doble escalinata, guardada por dos leones en marmol y llegamos hasta la Ria, podemos admirar la belleza de esta fuente, en la que actualmente no corren sus juegos de aguas.
Su autor fue Jean Therry, siendo los personajes mitologicos Pomona y Vertumno .
Pomona, diosa de los frutos entre los romanos, pasaba la vida entregada al cultivo de los arboles frutales. Amiga de pastores y hortelanos, desdeņaba con enfasis los requisitorios amorosos de los dioses campestres, hasta el punto de levantar altos muros en sus huertos, para impedir el paso a sus numerosos pretendientes.
Vertumno, era considerado el dios de las estaciones. Su nombre de origen latino, significa cambio, mudanza. Y efectivamente, cambia a lo largo del aņo dando lugar a las cuatro estaciones. Enamorado locamente de la inocencia, sencillez y belleza de Pomona, intenta por todos los medios conectar con ella y rendirla a sus suplicas y requiebros. Encerrada en sus huertos y jardines, Pomona ignora o no hace caso de tales requerimientos. Vertumno no desmaya y se disfraza de la gente que ella trata: hortelano, labrador, jardinero, viņador, pastor... sin ningun resultado. A pesar de todo, no se da por vencido y ensaya su ultimo disfraz:
Segun unos de noble anciano, segun otros de vieja celestina... el caso es que logra trapasar el huerto de Pomona y charlar amigablemente con ella. Fue tal la elocuencia que desarrollo al contar la fama, las virtudes, la elegancia, la juventud y belleza de Vertumno, que Pomona, sintiendo lejos el peligro, poco a pcoco se va interesando en la charla y acaba extasiada oyendole, y ya casi lamentado para sus adentros, que no estuviera presente el tal Vertumno.
Este aprovecha el extasis de la amada y quitandose el ropaje y la mascara se descubre ante su diosa con todo el vigor juvenil, cautivando el corazon de Pomona.
Es el momento que Thierry, capta y plasma en la fuente.